Querer es poder.

large

Metafóricamente hablando podría compararle con la suave lluvia fría de cada mañana, con el primer sorbo de un refresco bien frío, con el primer chapuzón de una calurosa tarde estival. Podría hablar de su paso comparándolo con un pequeño cometa inesperado en una noche estrellada, con la primera ola de la triada que la sigue. Es la pequeña gota que ha rebosado el vaso. Es el último capricho de una niña a punto de crecer.

Las personas somos débiles, caemos en miles de trampas, tropezamos con centenares de piedras, y aunque sepamos que sufriremos, parece que nos gusta equivocarnos. Siempre tenemos la esperanza de que esta vez sea diferente, que sea única, especial… esperamos no errar. Y aún siendo conscientes de las consecuencias, actuamos sin pensar, siguiendo instintos, rindiéndonos a unos ojos color miel.

Dejamos de lado lo que tenemos, aquello que ya hemos probado … solo para dar paso a algo nuevo, diferente a un primer vistazo. Quizás descubramos que es igual a lo anterior, o nos sorprendamos a nosotros mismos descubriendo que en algunos aspectos supera nuestras expectativas.

Comenzamos probando sin ganas, solo por el hecho de probar… y acabamos disfrutando de ello más que la persona que te instó a ello. Pensamos en lo que hemos renunciado, en lo que podemos perder y ciegos por la lujuria ignoramos lo posible, lo probable, lo evidente.

Me gusta dormirme recordando lo ocurrido, pero lo que más me gusta es imaginar lo que queda por pasar. Atracción física pura se suele llamar. No es amor pasional, no es una simple amistad, ésta… va más allá de cualquier anterior expectativa.

A mi no me falta libertad, ni deseos, ni vergüenza. Podría considerarme valiente, o quizás todo lo contrario… demasiado cobarde. Quizás me esté jugando demasiado, arriesgando demasiado, disfrutando de algo efímero y pasajero, deseando a una pequeña estrella fugaz que como su nombre indica se irá de un momento a otro. Posiblemente mi pequeña estrella a su paso me olvide… Probablemente como lluvia fría matinal que es solo me refresque cierto tiempo. Y evidentemente, la niña, una vez rompa la primera ola contra la orilla, crecerá.

Anuncios

2 comentarios en “Querer es poder.

  1. Quizá sea como la huella de la arena que solo puedes disfrutarla hasta que suba el imparable océano con sus olas. Sin embargo, en el recuerdo es eterno, y produce siempre sonrisas hasta que el polvo que somos los hombres, regrese al mar, o a las estrellas, o a otro hombre que vuelva a besar, a reír, a cometer locuras.

    • Sea huella, sea ola o sea estrella va a quedarse en el recuerdo, por supuesto. A veces, quizás esta sea una de esas, el permanecer en el recuerdo ayuda a volver a disfrutar de la experiencia. Si se quiere vivir de sueños, este podría ser un comienzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s